Por lo general, la rehabilitación cardíaca supone ejercicios de entrenamiento, apoyo emocional y educación sobre los cambios en el estilo de vida para reducir el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, como seguir una dieta saludable para el corazón, mantener un peso saludable y dejar de fumar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *